Instalación

La instalación de SPIP es muy sencilla y se efectúa en unos minutos:

Descarga la última versión de SPIP y descomprimela en tu ordenador. Sube los ficheros que has descomprimido a tu proveedor Web (por FTP). Después abre tu sitio Web con el navegador para acabar la instalación.